Revista Contante y Soñante 9

lunes, enero 23, 2006

IL MAGRO y Ellos

AUTOBIOGRAFÍA (1)
MAGRO, IL: Para empezar, autobiógrafo sin experiencia, estudiante de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia y cuentero de la Corporación Cultural VIVAPALABRA. Nacido en Medellín (y residente) en septiembre 1985, un lunes 2 en el que el trasbordador Discovery iniciaba su regreso a la tierra, lunes en el que unos obreros bolivianos iniciaban una revuelta. De su corporalidad, se conoce como flaco, magro; de su estado mental, no hay comentario acertado, ni por parte de él ni de sus allegados o disidentes y conspiradores.

Dirige una revista que se hace llamar la única especializada en Cuentería en toda Latinoamérica y la verdad es que es cierto, se llama Contante y Soñante (la revista, no él, se entiende). Los 2°s 3°s y 5°s domingos del mes, de 10:30 a 11:00 am, por los 1.410 AM de la emisora de la U. De A., se le oye hablar del Sol de los Domingos, de cuentos y de agendas locales a las que invita a asistir a los oyentes, sin tener en cuenta que están a más kilómetros que olas tiene el mar Caspio.

Camina por necesidad, camina por poética y locura; come dulces por necesidad, los come por deleite y energía; cuenta cuentos por necesidad, los cuenta por goce y desahogo mental; escribe por necesidad, escribe lento y lee rápido. El hecho es que necesita varias cosas para vivir pleno, el dinero no lo preocupa, le preocupan las alas cortadas.

No se ha quebrado un solo hueso del cuerpo y por su piel no ha paseado una aguja punteadora. Por su corazón sí han pasado arpones, se han quebrado edificios de sueños y marchitado campos de flores que huelen a futuro, pero todo ha vuelto a florecer, ha sanado.

Ningún apodo o remoquete conocido, nada más que tergiversaciones de su nombre: Magricio, Magril, Maugro, Maugrito, IlMa, Mao. La música lo persigue a gritos sigilosa; o él la persigue a ella, a gritos sigiloso. En su mente hay y habrá siempre una canción de fondo, una banda sonora para la vida, “un FÁ-cil, SOL-eado y MÍ-tico RE-cuer-DO LA-tente por SI SOL-o.”
Por último, también hacen parte de él su conocido alter-ego S.D. (Súper Dón) y sus no tan conocidos Lí, Lu y La, los tres cantantes de Jazz. Ahora bien, sólo les deja ver –de forma oficial- en medio de sus jornadas cuento-psicópatas, en medio de retorcijones y apretadas de dientes y espalda. ¡Adivine el(los) personaje(s)!

1 comentario:

Jennifer Argáez U. dijo...

Este tipo me cae lo más de bien, se parece a mí en muchas cosas aunque sí he tenido huesos rotos, me han chuzado muchas agujas y mis alter egos sólo se dejan ver en público en contadas ocasiones (y eso porque se me escapan con las letras). Mauro, parcero!